Entrevista a Miguel Ángel del Rey, presidente de ADEMI

MAYO de 2015

El presidente de la Asociación expone los principales datos del sector y los servicios que ofrece la organización, como el nuevo Centro de Formación ADEMI, para potenciar la competitividad de las empresas asociadas.


1. Lleva casi un año al frente de la Asociación. ¿Qué balance hace de este periodo?

ADEMI es una Asociación cuyo principal objetivo es representar los intereses de las empresas del sector de la Ingeniería, los Montajes, los Mantenimientos y los Servicios Industriales ante las distintas administraciones y entidades.

Siendo ésta la principal finalidad, en ADEMI se sigue trabajando en servicios de apoyo a sus asociados a través de estudios sectoriales, planes de formación, innovación, recomendaciones y guías en materias de prevención y calidad; elaboración de material de apoyo, etc.; así como en promover el desarrollo y el fortalecimiento de las empresas asociadas para que continúen en sus líneas de negocio de forma competitiva.

En esa línea, este año hemos realizado con Telefónica una jornada de “Buenas prácticas en el sector de la telecomunicación” como conmemoración del día mundial de la seguridad y salud en el trabajo 2015. En ella, se han realizado demostraciones de buenas prácticas en trabajos en altura, espacios confinados, manipulación de cargas, utilización de drones, etc.; tanto por parte de Telefónica, como por empresas de la Asociación (Abengoa, Cobra, Copisa y Elecnor).

Además, se han presentado equipos de trabajo/protección, campañas de concienciación (carteles, trípticos, vídeos, etc.), buenas prácticas preventivas, etc.

Durante este año, también se ha celebrado el I Congreso de Seguridad con UNESA y SEDIGAS, en el que se desarrollaron ponencias sobre “Seguridad laboral: una oportunidad estratégica para la sostenibilidad en la empresa”, “Marcos estratégicos de seguridad”, “Panel sectorial”…

La participación en estos dos eventos superó las 350 personas, lo que prueba el interés en los mismos.

En septiembre de este año se organizará el II Congreso de prevención con ambas entidades.

Destacaría igualmente, que la Asociación ha venido formando entre 2.500 y 3.000 personas al año en los últimos 10 años. Esta formación, en la mayoría de los casos es práctica y está impartida por especialistas del sector. Además, como los alumnos tienen todos la misma problemática y la formación es impartida por profesores con muchos años de experiencia en el sector, la convierte en única, de gran calidad y muy eficiente.

Este año 2015, para potenciar esta formación práctica, hemos abierto el Centro de Formación ADEMI, donde ya se están impartiendo cursos de Trabajos en Altura, Espacios Confinados, Atmósferas Explosivas (ATEX), Riesgo Eléctrico (Trabajos en Tensión, en media y baja tensión, R.D. 614) y Subestaciones.

Este Centro se ha abierto en colaboración con el Grupo CARAC y cuenta con personas con muchos años de experiencia en el sector, lo que hace del mismo un espacio único.

Además de estos cursos que he mencionado, se siguen impartiendo otros como Auditorías de OHSAS, Primeros Auxilios, cursos de Tarjeta Profesional de la Construcción (para los cuales la Asociación está homologada), etc.

Igualmente, desde el Centro de Formación estamos realizando labores de asesoría en temas de prevención, innovación y calidad, y medio ambiente. Desde ADEMI, consideramos que estos aspectos son vitales para nuestras empresas.

Pero, además, las empresas del sector se han visto enfrentadas a un creciente proceso de internacionalización en los últimos años, representado la facturación en el exterior el 73%.

En este sentido, desde la Asociación se están realizando grandes esfuerzos para desarrollar nuevos servicios orientados al mercado internacional. Estos están abiertos a todos sus asociados y lo que se pretende es dar un apoyo externo, que aporte conocimientos prácticos de los mercados internacionales, las formas y estructuras de implantación exterior, los sistemas de licitación y contratación, y los esquemas de financiación de las operaciones y de aseguramiento de los riesgos; todo ello, desde un enfoque práctico.

En paralelo a estos servicios, se han desarrollado seminarios de formación práctica orientados a los trabajadores con responsabilidad en la gestión internacional, como Desarrollo de proyectos internacionales, Ofertas en concursos internacionales, Contratación internacional de proyectos EPC, Participación en proyectos de financiación multilateral o Desarrollo de un mercado exterior.

Por todo lo expuesto, considero que la Asociación está haciendo un importante esfuerzo y el balance es positivo.

No quisiera dejar de mencionar, dada su importancia en el entorno actual, nuestro compromiso con los aspectos éticos y morales de negocio y, en este sentido, durante este año se procedió a ratificar el Código de Buen Gobierno de ADEMI. Es mi intención, como presidente de la Asociación, valer y hacer valer el mismo en la gestión regular de la misma.


2. La facturación en el mercado nacional ha bajado en los últimos años. Paralelamente, ha crecido en el exterior. ¿Qué cifras definen al sector en ambos ámbitos?

Los estudios realizados ponen de manifiesto que estamos ante un sector con un volumen de facturación del 1,94% de PIB, gran generador de empleo, y con una fortaleza y un peso estratégico fundamentales dentro del tejido empresarial español.

La cifra de negocios del sector se sitúa en torno a los 21.000 millones de euros, con una previsión de aumento del 1,4% en el año 2015.

El mercado internacional sigue siendo el motor del crecimiento del sector y ya representa más del 73% de los ingresos de éste. Por el contrario, el mercado nacional lleva cayendo desde el año 2008 y para este año esperamos una caída de alrededor de un 7%.

La recuperación general del mercado nacional, con tímidas pero sólidas señales a día de hoy, no se reproducirá todavía en nuestro sector, debido a los ciclos naturales de algunos de nuestros negocios. Sin embargo, cuando ésta se produzca, nuestras empresas se encontrarán mejor preparadas gracias a las experiencias, en algunos casos duras y dolorosas, derivadas de la internacionalización.

De esta facturación, los servicios industriales suponen un 62%, los servicios de infraestructura el 33% y los servicios técnicos facility el 4,2%.

Los proyectos representan el 81,4% de la facturación, el mantenimiento el 14,1% y la ingeniería el 4,5%.

Especial atención merece el desarrollo de nuestras empresas en el sector de la ingeniería. Hace ya algunos años que la letra I de nuestro acrónimo pretende reflejar esa realidad indiscutible, estando en primera línea internacional alguna de nuestras representadas, y compitiendo con las grandes empresas anglosajonas y europeas tradicionales.

No menos importantes son las cifras de empleo, factor crítico de la economía nacional. El sector genera más de 120.000 puestos de trabajo, tanto de forma directa como indirecta, creando una importante cadena de valor en la que participan, de forma activa, más de 2.200 pymes.

La situación del mercado nacional, sin duda, es dolorosa, habiéndose producido el principal impacto en la mano de obra. La ausencia de negocio local contribuye significativamente a una disminución de contratación a nivel nacional, que no se ve directamente compensada por el desarrollo de la exportación. Los perfiles necesarios para el mismo son radicalmente diferentes, y no siempre es posible exportar mano de obra directa por razones que van desde requerimientos locales hasta problemas derivados de las exigencias específicas de cualificación profesional de trabajadores.


3. Expansión internacional, sí. Ahora bien, ¿qué dificultades tienen las empresas para salir al exterior?

Desde el punto de vista de la exportación, poco hay que decir en términos económicos. De no haber sido por esta expansión, nuestro sector se habría visto muy afectado, si bien, el éxito ha tenido algún coste en términos de riesgo. Pese a todo, nuestro posicionamiento internacional ya ha sido reconocido como un nuevo “milagro” y, a día de hoy, no es difícil encontrar filiales locales de nuestras empresas en gran parte del planeta.

El éxito del proceso de internacionalización de nuestras empresas es notorio y reconocido, y no sólo en términos de productividad, sino en calidad y profesionalidad.

Sin embargo, el camino de la exportación no es fácil. Uno de los mayores problemas es la financiación de los proyectos y las garantías de cobros.

A esto hay que añadir el tamaño de las empresas del sector, que no les permite acudir a muchos proyectos por la cuantía de los mismos.

Además, nuestras empresas han cambiado la estrategia de negocio (trabajando en proyectos EPC y de ingeniería), pues exportar un modelo basado en la competitividad por mano de obra puede entrañar riesgos muy significativos para esas empresas, máxime cuando nos enfrentamos a una dura competencia asiática, que ya se está haciendo visible fuera de sus nichos habituales en muchas de nuestras áreas de actividad.

Es importante señalar que se necesita un mayor soporte de las embajadas y oficinas comerciales, que pueden ayudar a solventar aspectos regulatorios y fiscales en los países de destino.

En resumen, el camino recorrido y los resultados obtenidos son alentadores, aunque no exentos de riesgos, convirtiéndose algunas de nuestras empresas en referentes mundiales.


4. ¿Qué nuevas acciones y proyectos se están desarrollando en el seno de los diferentes Comités?

Como hemos comentado en muchas ocasiones, en los Comités de Trabajo de ADEMI es donde tienen lugar las actividades de la Asociación.

Sin duda, uno de los logros de la Asociación, como ya hemos expuesto en otras ocasiones, es el haber conseguido compartir experiencias y poner en común habilidades de sus asociados, mediante reuniones de expertos que trabajan diariamente con la misma problemática.

Nuestros Comités -Prevención de Riesgos Laborales; Calidad, Innovación y Medio Ambiente; Laboral; y Formación- se basan en que el mejor de nosotros no es mejor que el conjunto de todos nosotros, con lo cual conseguimos grupos de expertos trabajando en unos intereses comunes, lo que los convierte en foros de innovación y progreso.


5. Para finalizar ¿le gustaría añadir algo?

Me gustaría enviar un mensaje de optimismo al sector. Hemos pasado años muy duros sobre todo en el mercado nacional, que representa hoy el 43% del mercado del año 2008.

Hemos cambiado modelos de gestión, incluso modelos de negocio y estrategias y hemos buscado mercados en el exterior; en definitiva, somos un sector que ha sido capaz de reinventarse.

Aunque los ciclos económicos llegan más tarde a nuestro sector que a otros, la recuperación nacional va a llegar, y nuestras empresas se encontrarán mejor preparadas gracias a estas experiencias.

Compartir en FB