FCC, CEPSA y PHONE HOUSE exponen sus casos de éxito en la implantación de modelos formativos

MAYO de 2014

FCC, Cepsa y Phone House han expuesto sus modelos formativos durante la jornada “Elearning y nuevas tendencias’, organizada entre Aedipe Centro y Crossknowledge, que ha tenido lugar el pasado 8 de mayo en la sede de Esade.

Los tres ponentes han coincidido al subrayar la importancia de la personalización, la libertad de acceso y la calidad de los contenidos en el éxito de su implantación. Según Javier García Manzanedo, director en España y Latinoamérica de CrossKnowledge, la gran aportación del e-learning es, más allá de las modas, el acceso a la formación en cualquier momento, para cualquier persona y al ritmo que necesiten.

Jesús Briones, director de Formación de Cepsa, ha explicado “el modelo integrador” de esta compañía, que invierte 7 millones al año en formación y desarrollo de los profesionales del grupo; con cerca de 400.000 horas formativas al año. Casi 36 horas de formación por empleado y año, y cada vez más con programas personalizados a las necesidades de cada profesional.

En esta compañía, el 17% de la formación se imparte en modalidad elearning (25% si le sumamos el blearning), con 13.000 usuarios.

En estos momentos, según ha comentado, Cepsa, “en un año de cambio muy importante”, está centrado en la transformación del campus en un proyecto de escuelas; en identificar y sistematizar todos los recorridos profesionales; en la identificación y gestión del conocimiento interno y en la certificación de la formación.

Ha recordado que Cepsa se adentró en el elearning en 2001, con pequeños cursos. “El gran hito se produjo entre 2003 y 2005 cuando empezamos a hacer contenidos  a medida de una forma seria, y a crear entornos de aprendizaje colaborativos”.

Carlos Rubio, responsable de Formación de Phone House, ha explicado el modelo de su universidad corporativa, “un espacio común donde se accede a distintos conocimientos, y una guía para llevar a cabo las mejores prácticas”. En su opinión, el elearning “te permite hacer llegar la formación a todos los empleados de forma muy rápida”. Asegura, además que “el elearning no es una moda; es utilizar la tecnología para posicionarnos en el futuro”.
 
Acaban de lanzar su universidad, de momento cuenta con 175 alumnos, con la que buscan: una formación personalizada; sin límites ni presión; libertad para gestionar el aprendizaje; sencillez de uso y con los mejores contenidos. Los contenidos, según ha señalado, deben ir alineados totalmente con los valores de la matriz y encajar perfectamente con cada nivel.

Alfredo Amores, director de Formación y Desarrollo de FCC, ha aportado un enfoque global a través de la exposición del modelo de formación de directivos de esta compañía. Amores ha comenzado su intervención afirmando que “el construir  a las personas es lo que nos permite crecer y crear marca”.

Ha explicado que el modelo global de FCC se organiza a través de escuelas; escuelas técnicas; escuelas para gestionar de forma homogénea lo que compartimos (valores, procesos…), y la escuela de gestión, para directivos y predirectivos.

Este entorno para el desarrollo directivo cuenta con un portal web, en el que colaboran con Crossknowledge, con vídeos de gestión empresarial y liderazgo, protagonizados por expertos internacionales, las mejores escuelas de negocio y Ceos de primeras compañías mundiales. “La idea es inspirar, apoyar a nuestros directivos y alimentar la necesidad de seguir aprendiendo”.

Para Amores, la dificultad de los progresos globales está en “que hay que salvar distancias”. Para ello, FCC ha implantado un modelo que clasifica en 4 las distancias que hay que cubrir: culturales, administrativas, económicas y geográficas. Y establece 3 estrategias para salvarlas: adaptación, para tener una respuesta local; agregación, es decir, explotar las semejanzas entre regiones; y arbitraje, considerar esas diferencias como oportunidades. “Este enfoque global nos permite una visión integrada”.

Compartir en FB