Políticas de trabajo flexible: una nueva forma de atraer y retener talento, incrementar la productividad y reducir costes

NOVIEMBRE de 2013

A pesar de que la mayoría de los españoles (83%) considera que implantar medidas de flexibilización aumentaría su producción, sólo el 13% de las empresas españolas ofrece este tipo de políticas. Ésta es la principal conclusión extraída de la encuesta sobre políticas de trabajo flexibles y su grado de implantación en las empresas españolas realizada por Citrix, empresa de servicios en la nube que fomenta la movilidad total en el trabajo.

Los datos revelan que, a pesar de que la mayoría de los trabajadores considera importante tener mayor flexibilidad o facilidad para trabajar remotamente o desde casa, muchas empresas españolas ni siquiera lo contemplan. Los resultados se han presentado durante el evento Citrix Mobility, celebrado en Madrid, durante el cual más de 300 profesionales han debatido sobre cómo adoptar modelos de movilidad en las empresas gracias a soluciones de virtualización de puestos de trabajo, movilidad y plataformas cloud, entre otras.

Entre los resultados, destaca que sólo un 13% de los encuestados afirma que su empresa permite el trabajo flexible o remoto a toda la plantilla, frente a un 44% que asegura que sus empresas no lo contemplan en ningún caso. Estos datos contrastan con las expectativas de los empleados, que en un 68% de los casos considera importante tener la posibilidad de poder trabajar desde casa cuando lo necesite.

Según datos extraídos del Libro Blanco del Teletrabajo en España de 2012 sólo un 26% de los empleados españoles realiza algún tipo de trabajo desde casa, mientras que la media europea asciende a un 35%.

Sin embargo, la encuesta de Citrix revela que existe una percepción positiva de las políticas de trabajo flexible entre los empleados, que creen que principalmente tienen como consecuencia un aumento de la productividad, tanto, que un 83% de los encuestados cree que sería más productivo si estuvieran implantadas en sus empresas. En este sentido, consideran que les permitiría realizar más tareas y que perderían menos tiempo en desplazamientos.

Cambio de mentalidad

Otro de los datos más relevantes extraídos de la encuesta hace referencia a la necesidad de un  cambio cultural en las empresas españolas como paso previo a la implantación de políticas de trabajo flexible. En este sentido, un 62% de los empleados cree que en España las compañías consideran que estar en la oficina es igual a productividad.

Sin embargo, los datos indican que este cambio de mentalidad sí se ha producido entre los empleados, que mayoritariamente (88%) dicen sentirse más atraídos por empresas con estilos de trabajo más flexibles.

Por último, cabe destacar que a pesar de la aún escasa implantación de políticas de trabajo flexible, más de un 50% de los encuestados afirma disponer del equipo necesario para trabajar fuera de la oficina de forma eficiente. España es el primer país en penetración de smartphones  seguido del Reino Unido, lo cual no se ve reflejado en el aprovechamiento del parque móvil para la implantación de programas de este tipo.

Compartir en FB